El Chevy del 58 y el platillo volador…

El Chevy del 58 y el platillo volador…o cuando la credibilidad se queda sin combustible. Un camión Chevy del 1958 puede recoger un Ovni en Varadero y los medios oficiales ni se enteran. Existe un magistral corto de Nicanor protagonista en una redacción que discute bizantinamente cual será la portada titular del diario oficial  en medio de una invasión alienígena que destruye la Capital. La mania del Avestruz.

La desaparición de la gasolina de alto octanaje y el silencio de la prensa oficial demuestra la torpeza de la dirección de los medios de comunicación  la que se desacredita ante la población cubana ocultando lo que ya todos los cubanos conocen. No asimilan y siguen chocando con la misma piedra dos y tres y hasta n+1 veces, la realidad que los desprestigió cuando murieron 30 pacientes del hospital psiquiátrico, cuando se descubrió la corrupción en la aviación civil o cuando un apagón dejó sin luz a la mitad de la isla; se observaba desde la estación espacial pero no desde la redacción de esos medios.

Quienes por estos días investigan por qué crecen tanto los nuevos espacios informativos (plataformas, medios, blogs, etc), deberían dar un vistazo a los medios oficiales porque muchos cubanos llegan a los primeros en busca de la información que no encuentran en los segundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *