Boy’s reguetón…

Una reciente entrada acerca del disco “ The Joshua Tree” de U2 propició que un entrañable amigo me escribiera un esplendoroso correo electrónico para discrepar conmigo, el mejor disco de la banda irlandesa para él es su LP debut: “Boy”.

Uno puede estar de acuerdo o no,  en cuestión de preferencias sexuales y musicales, todo es posible.

El sonido de “Boy” todavía no es el sonido U2.  Incluso el segundo disco “Octuber” aún no es el sonido de U2. En los dos la banda suena punk, áspera, con un mensaje cercano al cristianismo pagano y primogénito, contestatario y agresivo, al estilo del éxito “I will follow”…

El disco se publicó en 1980.  Un año decadente. Inicio de una década decadente.  Pero  los sonidos no necesariamente deben ser irrelevantes e intrascendentes cuando todo se derrumba. Venecia se hacia polvo pero Vivaldi  estaba enamorado de sus cuatro estaciones o el sonido del mar,  ese sonido trascendió la caida de su impresionante ciudad maritima…

Y eso fue precisamente lo que ocurrió con “Boy” y Bono millones de amantes de la música siguieron a los irlandeses como los nuevos profetas del rock. Los ochentas fueron una década perdida, pero el sonido U2 la  trascendió.

1980. Una época de disco, de chapucería y mal gusto, como la actual lo es de reguetón. La banda sonora de La Habana post siglo XX son los bicitaxis, los bares, los restaurantes, las guaguas, los hospitales, los cementerios con sonidos incorporados, el reguetón. Bueno en realidad no sé si identificar esa música urbana con un sonido. Puede ser el balbuceo de los que no tienen nada que cantar, menos que decir. Pero sí  estoy de acuerdo que es el sonido de la decadencia. Entonces si seguimos la lógica de “Boy” con “los ojos que hacen círculos”, o la historia y los ochentas, la fórmula más segura es ocultar la decadencia con la censura.

Censurar o silenciar nunca será la solución.

La otra opción sería como en la Gran Lubianka esconder la decadencia, enmendar el error con los convulsos eléctricos. “The Electric Co.” “electric convulsion therapy” es mi tema preferido de “Boy”. Fuerte, agresivo, en contra de la tortura médica, en contra de la decadencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *