Sol de Agujero Negro…

Recuerdo la primera vez que estuvimos en un concierto de Chris, tan jóvenes rodeados de un intenso atardecer dorado. De unas aves que no recuerdo si eran aladas o feroces plumas terrestres rodeadas de sol, lagos de platino y pieles de felinos extintos. Recuerdo que pasábamos las horas de madrugada escuchando a Cornell, pintando en acuarelas tu precioso rostro, los reflejos de tus ojos sobre el agua, tus cabellos como odas de cielo, tus sonrisas como si fueran la razón de la música. Éramos tan jóvenes.  Ya eso no volverá a ocurrir.

Chris Cornell está muerto. Murió Christopher John Boyle a los 52 años. Yo crecí con el grunge, esos chicos eran   -son-  mi extinta Generación X, Y y Z…Todo en mi cabeza desaparecía como en un sol de agujero negro cuando estabas a mi lado…dentro de cabeza…Cornell se suicidó, como Kurt Cobain…

El cantante y compositor Chris Cornell, líder de la banda Soundgarden y pionero del movimiento grunge, murió a los 52 años tras un concierto en la ciudad de Detroit, en Estados Unidos. La policía de Detroit había apuntado al suicidio como posible causa de muerte del reconocido artista, dato que confirmó posteriormente el forense médico.

“La muerte fue dictaminada como suicidio por ahorcamiento”, le dijo a BBC Mundo James Martínez, portavoz de la oficina del forense médico del condado de Wayne, en Michigan. El cuerpo de Cornell fue encontrado sin vida en la habitación de su hotel en Detroit, donde se encontraba de gira por el regreso de Soundgarden, la mítica banda de grunge que se formó en Seattle en 1984. También era conocido por otro popular grupo de rock, Audioslave, además de formar parte de la “superbanda” Temple of the Dog.

Cornell fue uno de los artistas que dieron forma e impulsaron internacionalmente a la música grunge, considerado por muchos como el último gran subgénero del rock. Junto a bandas como Nirvana y Pearl Jam, ese grupo impulsó una verdadera revolución musical en la década de los 90.

Su mayor éxito en aquella época fue “Black Hole Sun”, que sigue siendo su canción más popular al punto que en Spotify hay más de 50 versiones interpretadas por artistas tan distintos como Anastacia y Paul Anka.

Pero incluso Cornell nunca supo por qué esta canción con su dulce melodía y letras oníricas provocó tal furor: “Simplemente estaba absorbido por la música y pinté una imagen con las letras”, dijo una vez. Con Soundgarden grabó seis álbumes y ganó dos Grammy, mientras que con Audioslave lanzó tres discos. Esta banda, formada en 2001 y disuelta en 2007, es la que le dio toda una nueva generación de seguidores,

Como solista grabó cuatro álbumes, el más reciente titulado Higher Truth (2015). Cornell también compuso para otros artistas, incluyendo a Alice Cooper y, de hecho, conformó Audioslave con los miembros restantes del grupo de rock experimental Rage Against The Machine. Junto a ellos participó en el primer concierto al aire libre de una banda de rock estadounidense en Cuba.

Posteriormente trabajó con el productor de hip-hop Timbaland. Como fruto de esa colaboración surgió su álbum Scream(2009).

Cornell nació el 20 de julio de 1964 en Seattle, la ciudad del noroeste de Estados Unidos considerada como la “cuna del grunge”. Ya estando en la escuela se interesó en la música, especialmente debido a su afición a los Beatles, lo que le llevó a aprender a tocar el piano. Durante su adolescencia fue mayormente un joven solitario que padecía de agorafobia y ansiedad, hasta que el rock le ayudó a superar su dificultad para relacionarse con los demás.

Tras abandonar los estudios, compró una batería y se puso a tocar en varios grupos locales. Fue entonces cuando entró en contacto con el bajista Hiro Yamamoto y el guitarrista Kim Thayil, con quienes formó Soundgarden en 1984. En 2003 inició un tratamiento de rehabilitación como parte de un esfuerzo para superar su adicción a las drogas y al alcohol.

Como todos los grandes músicos, escribe Savage, Cornell “era curioso y audaz”. Su mayor pesar con la escena del grunge fue que las bandas experimentales de Seattle, las que estaban tocando jazz y rock gótico, quedaron atrás porque no encajaban en la narrativa y etiquetas inventadas por la industria de la música.

“Es como si alguien hubiera entrado en su ciudad con bulldozers y compresores de agua y minado su propia montaña perfecta y excavado y arrojado lo que no quería y tiró el resto para que se pudriera”, dijo a la revista Rolling Stone en 1994. “Es así de malo”. En los últimos años, las canciones de Cornell conquistaron una generación más al saltar a la gran pantalla.

Su tema You Know My Name para la película Casino Royale (2006) puede no ser un clásico del género, pero fue un éxito sin concesiones por su asociación con el nuevo y más rudo James Bond, Daniel Craig. También escribióLive to Rise, la canción final del éxito de taquillaThe Avengers (“Los Vengadores”, 2012), que reúne a varios superhéroes de Marvel.

A su vez, la canción Misery Chain, un dúo con Joy Williams, fue parte de la banda sonora de la película ganadora del Oscar 12 Years A Slave (“12 años de esclavitud”, 2013). Por otra parte, su temaThe Keeper from Machine Gun Preacher fue nominada para un Globo de Oro en 2012.

Tras conocerse la noticia de su fallecimiento, varias leyendas de la música le rindieron homenaje. El guitarrista de Led Zeppelin, Jimmy Page, tuiteó: “Descansa en paz Chris Cornell. Increíblemente talentoso, increíblemente joven, increíblemente te echaremos de menos”. Por su parte, el músico Elton John expresó: “Conmocionado y entristecido por la repentina muerte de @chriscornell. Un gran artista y un hombre de los más amoroso”.

Savage escribe: “Su muerte prematura significa que, después de Kurt Cobain, Layne Staley y Scott Weiland, otra de las principales luces del grunge se ha extinguido”.

Yo, me quedo hoy con un enorme hueco negro dentro el sol…Sol de Agujero Negro

5 opiniones en “Sol de Agujero Negro…”

  1. ACC, siempre te leo, te escribiré cuando tenga un chance, I still loving you. Te copio esto…es una pena por estos muchachos pedidos en la vida…Unas pocas horas antes de morir, Cornell y su banda Soundgarden dieron un concierto en Detroit…Una autopsia realizada este jueves declaró que la causa de la muerte del artista fue suicidio: se ahorcó. In my time of dying, I want nobody to mourn (En el momento de mi muerte, no quiero que nadie me llore).

    All I want for you to do is take my body home (Todo lo que quiero es que lleven mi cuerpo a casa)

    Esos son los primeros versos de la última canción que la voz de Chris Cornell entonaría en vida, subido en un escenario: un cover de In My Time of Dying (En el momento de mi muerte), de Led Zeppelin.

    Cornell y su banda Soundgarden ya habían tocado ese cover antes y lo repitieron para cerrar su show en el Teatro Fox de Detroit este miércoles. Apenas unas horas después, Cornell fue encontrado muerto. Tenía 52 años.

    “Honestamente, había algo que se veía con él anoche”, le dijo a CNN Joey Mugan, uno de los asistentes al concierto. “Simplemente, no pensé en eso porque el show era muy bueno”, añadió.

    Mugan logró tomar la lista de canciones que estaba en el escenario. Sin embargo, la actuación de la banda fue diferente a lo que ahí aparecía, algo que no es tan inusual en un espectáculo de rock en vivo.

    A la mañana siguiente, cuando se enteró de que Cornell había muerto, Mugan dijo que era difícil creer que lo había visto en el escenario hacía menos de 12 horas.

    Durante su tiempo en la cúspide de la escena del rock y del grunge, Cornell luchó contra el abuso de sustancias y otros demonios que también persiguieron a muchos de sus contemporáneos.

    “He perdido a muchos amigos jóvenes y brillantes, personas que yo creía estaban muy inspiradas”, le confesó a la revista Rolling Stone en 2015. “Todos ellos eran jóvenes y estos chicos tenían un potencial ilimitado en sus vidas por delante”, añadió.

    Chris Cornell se presentó con su banda Soundgarden en Detroit, Michigan, este miércoles, justo unas horas antes morir.

    En los últimos años, Cornell parecía haber alcanzado un nuevo ritmo. Se mudó al estado de Florida con su familia y se abrió frente al tema de su sobriedad a largo plazo.

    “Fue un proceso largo y lento y luego una recuperación larga y lenta, pero también hubo autodescubrimiento”, le reveló Cornell al medio Mirror en 2012 sobre su batalla contra el alcoholismo. Manifestó que toda la diferencia en este camino la hicieron tener una identidad musical, amigos y una banda de apoyo.

    “Fui muy afortunado de poder ver eso y no darlo por sentado. Me ayudó a salir del lodo. Vi lo duro que podría llegar a ser”, insistió el artista.

    La última canción que Cornell lanzó fue The Promise (La promesa). Así termina:

    And one promise you made (Y una promesa hiciste)

    One promise that always remains (Una promesa que siempre permanece)

    No matter the price (No importa el precio)

    A promise to survive (Una promesa de sobrevivir)

    Persevere and thrive (De perseverar y prosperar)

    And dare to rise once more (Y atreverte a levantarte una vez más)

    A promise to survive (Una promesa de sobrevivir)

    Persevere and thrive (De perseverar y prosperar)

    And fill the world with life (De llenar el mundo de vida)

    As we’ve always done (Como siempre lo hemos hecho)

  2. No soy seguidora férrea del género, ni sabía del músico, pero Black Hole Sun es un tema que suena siempre en mi reproductor cuando escucho música en inglés. Las muertes tempranas siempre son tistes, tanto más que las tardías, porque sientes que asaltaron el tiempo cuando no les correspondía. Un músico más que se va de este modo, es ya una historia recurrente, algo oscuro habita en la vida de esta gente, no se, digo yo.
    No sabía que Carpe Diem estaba dando guerra con otra de sus vidas. Por aquí estaré tirando un ojo. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *