Testigos de Jehová y abusos a los menores II.

Una civilización sana se debería definir por el cuidado que le brinda a sus más desvalidos, entre ellos sus ancianos y niños.

Entre el abuso a los menores, el sexual,  escandaliza por su obsenidad y por las heridas que siembra en las futuras generaciones.

Un niño abusado es una vergüenza para la humanidad.

Según cifras de la UNICEF el 25% de las niñas y el 10% de los niños sufren algún tipo de abuso sexual en su infancia o temprana adolescencia. Pero,  en raras ocasiones se debate sobre el asunto, o se esclarece desde la esfera pública. El 80% de los depredadores sexuales suelen ser familiares cercanos, o personas que por sus profesiones, tienen fácil acceso a los infantes.

Uno de los escándalos de abuso sexuales más mediáticos y difundidos fue el desatado en los Estados Unidos por el Boston Globe sobre los abusos dentro de la Iglesia Católica.

Entre los esfuerzos recientes por esclarecer el tema, desde el punto de vista legal y de la justicia, pero igual desde las legislatura y/o el poder ejecutivo se encuentra el realizado por la “The Royal Commission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse”.  La que desde el 2013 realiza audiencias públicas y recomendaciones de políticas y acciones judiciales relacionadas con el tema en Australia,  como país integrante de la Commonwealth, cuenta con uno de los sistemas jurídicos y legales más sofisticados del mundo occidental.

Su reporte final se espera esté listo para finales del 2017. Ya Irlanda realizó un esfuerzo similar que duro una década y presento un demoledor reporte a su Parlamento en el 2009.

La Royal Commission fue creada para estudiar y documental el abuso sexual a los menores, no para enjuiciar individuos. Ha estudiado, evidenciado y documentado casos desde las escuelas públicas y privadas, los orfanatos y la Iglesia Católica, Anglicana, evangélicas y sectas como la de los Testigos de Jehová.

En una reciente entrada prometí hacer referencia el reporte de la Comisión relacionada con los Testigos de Jehová. Aunque el asunto no es exclusivo de la secta norteamericana.

Si creo muy necesario que se conozca de forma pública y se debate el asunto. Como la única forma de proteger a nuestra infancia, que es al final, el principal deber de nosotros  los adultos. La lectura de esta entrada puede ser un complemento oportuno para ilustrar los intentos de opacidad, de secretismo y de no esclarecer el tema del abuso infantil; que,  aunque doloroso, es responsabilidad nuestra, en primer lugar, para intentar elevar a la humanidad más allá de sus zonas mas oscuras y perversas.

Adjunto el Caso de Estudio No. 29, en ralcion a la secta Testigos.

RC_Case-Study_29_JW_web_final_301116

7 opiniones en “Testigos de Jehová y abusos a los menores II.”

  1. Desde tiempos inmemoriables este fenómeno ha hecho mella en la vida de millones de personas sin distinción de género, llevando en los peores casos al suicidio del menor. No sólo en las religiones sino también en las escuelas, orfanatos y centros que como ya explicabas tienen fácil acceso a los niños. El abuso infantil no es exclusivamente tener relaciones sexuales (penetración) con menores de edad, los gestos, juegos “inofensivos”, persuación por parte de estos depredadores sexuales, etc, pueden ser disímiles. Es cierto que sectas como la de los Testigos de Jeová, congregaciones Católicas y Evangelistas, así como de otras religiones como el Hinduismo (sobre todo en los monasterios), son más herméticas y por ende escandalosas. De todo esto, solo una cosa en Limpio: sea quien sea y profese la fe que profese, un niño abusado es un crímen de lesa humanidad, una vergüenza!!…

    Gran Post, Hux!, Gracias!

    Nam Myoho Renge Kyo!

    1. Gracias. De acuerdo. No se esclarece, ni se informa del asunto de los abusos (físicos, sexuales, emocionales, etc.) infantiles. Una verdadera vergüenza para los hombres y mujeres. Peor, muchas ‘instituciones’ intentan ocultar el delito con argucias psuedo legales, religiosas, o incluso criminales. La única forma de resolver, no solo punitiva y judicialmente, es la protección “ex ants” a las víctimas. Por ello el esfuerzo de la Comisión Australiana me resulta imprescindible, y de un valor humano más allá de las legislaturas o el poder judicial, es un asunto de como dices de ‘humanidad’, de hacer del homo sapiens un ser si no perfectible, sí que no pueda violentar la integridad física, moral, o sexual de sus semejantes menos protegidos (infantes y ancianos).

      Hasta la fecha la Comisión ha debatido en audiencia publicas 54 Casos, todos disponibles en línea, y ha recomendado al poder ejecutivo más de 100 recomendaciones sobre el tema en la Isla Continente, el problema al leer los 54 casos es la errada vision al asumir que ocultando el asunto lejos de la vista pública se puede proteger a las víctimas, cuando es a la inversa, el secretismo y el ocultamiento provoca que los depredadores puedan usar a su favor esa opacidad, como es el caso de la Iglesia Católica o sectas como la de los Testigos u otras, para escudarse y abusar de cientos de infantes.

      O -incluso peor- que las instituciones que tienen a su cargo la educación de las nuevas generaciones como escuelas, orfanatos, etc…no tengan control de lo que sucede entre adultos y menores.

      Creo que la transparencia es una esencia de la verdad, y la justicia, no la mentira, la censura, el pensamiento institucionalizado, por encima de las consideraciones humanas, al final las victimas son individuos a los que se les ha herido muchas veces de por vida…

  2. Recientemente conversé con un amigo TJ, me dijo que habían mandado cartas a cada TJ solicitando que escribiesen cartas al tribunal supremo de Rusia en la causa que llevan. Y que cada líder “nacional” por así decirlo, viajaría a Rusia para participar en el juicio (o algo parecido).
    Me confesó que ellos temen que algo parecido pase acá en Cuba, debido a que son naciones socialistas y que Cuba mimetizó muchas de las formas de gobierno usadas en la difunta URSS -aclaro que URSS nada que ver con la Rusia actual-. Así que ese es el panorama.
    No me metí en estos temas (obstrucción de la justicia) porque son demasiado pesados, solo hablamos sobre la decisión de Rusia sobre la sociedad.

  3. Ahora aparte del tema creo que “Creo que la transparencia es una esencia de la verdad, y la justicia, no la mentira, la censura, el pensamiento institucionalizado” se podría aplicar a muchas cosas eh? 😉 pero no creo que Reflejos sea el mejor sitio para hablar de eso.

  4. Soy Testigo de Jehová.Vivo en Argentina.Desearía aclarar respetuosamente algo.Como padre de familia y como hombre de fé.
    Los testigos de Jehová aborrecemos lo que es inicuo,como el abuso de menores en todas sus formas.
    Se nos enseña lo que Dios dice en las escrituras acerca de ésto y créanme Dios mísmo aborrece éste tipo de conductas,como tantas otras conductas perversas y malas para todo ser humano.
    Nuestra comunidad religiosa no tiene centros de cuidados de niños y menores.Solo Lugares de Reuniones Públicos de enseñanza, llamados Salones del Reino,cerca del vecindario usados dos veces a la semana por cada grupo asistente por sólo dos horas. Ningún caso en el mundo ha reportado un abuso dentro de las instalaciones religiosas usadas para las actividades teocráticas como les llamamos nosotros,ya que no se usan a nivel personal ó individual y menos con menores.
    Por lo tanto los abusos cometidos por personas que profesan nuestra fé y dicen ser testigos de Jehová, han cometido un Delito contra un menor y un pecado contra Dios desde el punto de vista religioso.
    Cuándo se sabe el caso de un abusador de menores consumado,se lo expulsa de la congregación por sus actos inicuos y la víctima ó sus familiares tienen el derecho a denunciar al agresor ante las autoridades.Esto es asunto personal ya que como se sabe los abusadores son en una grán mayoría personas del circulo familiar, no todos los abusos son iguales y las víctimas tienen edades diferentes.Por lo que queda a criterio de los padres o tutores denunciar a las autoridades para que éstas magnifiquen la situación y hagan cumplir la ley. A nadie se le priva de ese derecho legal.
    Por lo tanto juzgar a la Organización entera de los Testigos de Jehová y sus filiales legales de cada país-que solo promueve la predicación de las verdades bíblicas a todo el mundo- por actos privados,sería tan incorrecto como juzgar a un entero gobierno por la corrupción de alguno de sus funcionarios,que los hay en todos lados,como abusadores…son delincuentes sexuales….no importa la fé que profesen.
    Lo malo es cuándo la institución ampara.Cosa que NO Hacemos. Cuando las congregaciones y sus pastores ó ancianos reciben una denuncia de éste tipo proceden de manera inmediata en ayudar a las víctimas y a sus familias.Y si el caso involucra a alguien con alguna responsabilidad,se lo aparta de su función comprobada la acusación ya que deja de ser irreprensible según las escrituras,No se lo “traslada” ni se encubre su accionar.
    Por lo que aclaro la posición de nuestra comunidad al respecto.
    Sólo somos predicadores de la palabra de Dios y enseñamos a las personas a vivir de acuerdo con ella. Algunos lo aceptan,y se hacen Testigos,otros lo aceptan y con el paso del tiempo vuelven a practicar lo malo en sus vidas,otros no lo aceptan ni lo practican…pero simpatizan con nosotros, sea como fuere el caso, se exige una moralidad acorde con las escrituras para identificarse publicamente como un predicador.
    Quienes no lo hacen o llevan una doble vida no son verdaderos Testigos de Jehová. Como organización odiamos lo malo en todas sus formas como lo es el abuso de menores y otras prácticas.
    Comparto con ustedes nuestra posición como congregación acerca del tema.
    De un humilde servidor.
    Un Abrazo fraternal a los amigos cubanos desde Mendoza,Argentina.
    http://www.jw.org/es
    Lo publicado acerca del maltrato infantil :
    https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200271173

    1. Gracias por su comentario. Y por su acto ytestimonio de fe. Para comenzar me permite una pregunta. ¿Cuántos casos de pedófilos miembros de los “testigos” han enfrentado los tribunales o a las cortesde justicia de su país?

      Segundo, le comento que esta página está siempre abierta a la multiplicidad de ideas y los más diversos criterios, lamentablemente no todos pueden decir -ni hacer- lo mismo.

      Tercero, de lo que escribes, el siguiente párrafo me parece fundamental, el más interesante y del que discrepo, le cito:

      Por lo tanto juzgar a la Organización entera de los Testigos de Jehová y sus filiales legales de cada país-que solo promueve la predicación de las verdades bíblicas a todo el mundo- por actos privados, sería tan incorrecto como juzgar a un entero gobierno por la corrupción de alguno de sus funcionarios,que los hay en todos lados, como abusadores…son delincuentes sexuales….no importa la fé que profesen.

      Después del Juicio de Núremberg los gobiernos y sus instituciones así como los funcionarios y oficiales que los representan si son responsables y hasta culpables de la corrupción, del genocidio, de los delitos de lesa humanidad (entre los que incluyo el abuso sexual a menores, aunque no los reconozcan los Principios de Núremberg). Cuando son esos gobiernos (iglesias, sectas, partidos, etc.)los que promueven, ejecutan, ocultan y/o amparan la violación de los derechos del hombre, sus libertades fundamentales: el derecho a la vida y su integridad.

      En el Juicio de Núrembergfueron declaradospor igual responsablesde crímenes de lesa humanidad Estado, Gobierno e Individuos;y, como tales juzgados y condenados portribunales de hombres libresa través de leyes civilesinternacionales. Juzgados y condenados además por el dictamen definitivo de la Historia.

      Por otra parte la “Conferencia de Potsdam”sentenció al Estado, a la nación alemana, por el actuar genocida de su gobierno Nacional-Socialista, el Partido Nazi y los individuos que diseñaron y aplicaron sus políticasa pagar una compensación multibillonaria a los aliados. Veo que desconoce la historia del siglo XX, la teoría del Estado y del Derecho. Una violación, una tortura, el abuso de un menor, un homicidio deja de ser un “acto privado” para convertirse en un hecho criminal y por lo tanto su alcance se hace notorio, público y sujeto a Derecho.

      Por lo tanto los gobiernos y sus Estados, entendiéndose a estos como la máxima superestructura de las nacionales, suelen ser tan, iguales o más responsables de los actos punibles cometidos por los individuos que losrepresentan cuando son las normas promulgadas por las instituciones de esos gobiernos las que impulsan y provocan la violación de los derechos del hombre, el odio, el genocidio, la barbarie o la violencia contra la integridad de la persona humana.

      A esa realidad histórica una destacada intelectual ladenominó la banalidad del mal”.“Banalität des Bösen”.El mal se hace banal en cuanto infiere la normalidad de su propia justificación.

      Esa banalidad se lapuede demostrar ustedmismo comprobado los delitos de pederastia entre los “hermanos” de su congregación universal olos intentos documentados de anteponer negligentemente los intereses de vuestrasecta a la compasión y la justicia para con las víctimas. O, pasando a otra dimensión social,con la promulgación en su país de la Ley de Obediencia Debida N. 23.521. Sancionada por su Estado bajo la ficción jurídica de iuris et de iure por la cual decenas de asesinos y torturadores fueron absueltos o “perdonados” de sus crímenes. Banalidad en la justificación: obediencia debida.En esto estamos de acuerdo ¿no? Esa misma defensa la utilizó Otto Adolf Eichmann en el Juicio de Jerusalén. Dicen los testigos que sus palabras finales fueron las del asesino fundamentalista banalmente convencido:“Larga vida a Alemania. Larga vida a Austria. Larga vida a Argentina. Estos son los países con los que más me identifico y nunca los voy a olvidar. Tuve que obedecer las reglas de la guerra y las de mi bandera. Estoy listo”.

      “Tuve que obedecer”.A las reglas de la bandera o a las reglas de la secta, existe poca diferencia. Dicha banalidad, descrita por Hannah Arendt, claro queno es monopolio de nadie, la podemos encontrar en todas las formas posibles, sin importar fe, ideología o credo, dentro de las familias y las escuelas, al interior de todas las nacionalidades, en los feligreses de las iglesias cristianas o las sinagogas judías, también entre los hermanos que lo acompañan en su predicación dominical o en las lecturas bíblicas en el Salón del Reino. Suele manifestarse in extremisen circunstancias cuando esa individualidadosu responsabilidad personal se diluyenincapacesfrente ala omnipotencia de las organizaciones e institucionesya sea la Torre de Vigilancia o el Partido Nacional Socialista. El mundo según Job o Kafka.

      Cuando una cúpula, una oligarquía, un cuerpo gobernante, una elite, una idea, una mafia, un faraón, una pandilla o un Diosse arroganel derecho de establecer y redactar directrices a seguir y cumplir (que incluyen desde lo que puedes comer hasta lo que puedes pensar, leer o escribir), idea y promulga las normas internas de conductapara cada miembro de la sociedad o de una congregación en particular,cuando son los únicoscon mandatos humanos y ¿divinos? parainterpretar el canon o las escrituras yestablecer recompensas y castigos,cuando se consideran los ungidos y elegidos para establecer políticas y los procedimientos o leyes para hacerlas cumplir estrictamenteso pena de innombrables castigos terrenales y celestiales´;y, además lo hacensin debate, deliberación o latransparencia democráticadel consenso, el mal se individualiza y socializa como banal. Y despliega esainhumana representación que intenta justificarse con la asunción de normalidad.

      Por lo quehe hablado y discutido con periodistas y abogados expertos en el tema, por lo que he intentado comprender al escucharlos a ustedes o leer sus manuales, por lo que me he informadode las actas y las sentencias públicas de tribunales deEE.UU., España y Australiacuando se ha juzgado actos de pedofiliaindividuales cometidos por miembros de su secta paralelamente también se han juzgado esas directrices, normas, procedimientos internos y vuestras prácticasque se contraponen deliberadamente a las normas jurídicas en los estados de derecho para enfrentar, comprender, juzgar y minimizar los efectos del abuso sexual a los menores, la violencia a las mujeres, la discriminación a las preferencias sexuales, o la libertad de culto, expresión y/o asociación.

      Vuestras normas internas no son leyes promulgadas y aprobadas bajo el conceso democrático al interior de las sociedades en donde ustedes (digo los Testigos) intentan desempeñar el papel del “magister officiorum”para establecer una supuesta originaria y postergada restauración cristiana con el objetivo de…“enseñar a las personas a vivir de acuerdo a la Palabra de Dios”.Loque ustedes consideran es la Palabra, puede ser distinta a la versión de la Palabra para un ateo, un agnóstico, un musulmán, un católico o un animista. Por lo tanto sus normas no tienen esa competencia universal o nacional para enfrentar, resolver o sancionar delitos reconocidos universalmente como actos punibles. La Biblia, la Ley Mosaica, el Derecho Canónico no son -por suerte- una Constitución Universal. La Palabra de vuestro Dios, es una Palabra, un Verbo más, entre centenares de otras voces y otros verbos que tienen los mismos deberes y derechos en cuanto a ciudadanos.

      “Como organización odiamos lo malo en todas sus formas como lo es el abuso de menores y otras prácticas”.

      No se trata de odiar. Se trata de transparencia. Se trata de compasión. Se trata de justicia. De asumir la comunión y la compasión con las víctimas. Se trata definitivamente de un tema de competencias y de prelación de justicia entrevíctimas y victimarios. De psicología y jurisprudencia, no de teología.

      El mensaje de amor y perdón de Cristo es uno de los mensajes más poderosos de la historia humana, yo puedoperdonar a un violador, a un asesino, a un pedófilo, incluso a un pecador arrepentido, a un genocida, a un parricida, a un tirano, pero miperdón o mi lecturae interpretación de la Biblia, el Corán, o el Capital, no eximea los violadores, asesinos, torturadores o pedófilos de enfrentar la justicia ‘mundana’para ser juzgados y condenados bajo las debidas garantías.

      En todos aquellos tribunales, desdePerth, Sídney, Los Ángeles y Barcelona, donde se ha juzgado a testigos de Jehová pederastasse ha evidenciado, cuestionado y juzgado como negligentes, erróneas e improcedentes, además de poco fiables, vuestrajusticia paralela: vuestro“comité judicial”formado muchas veces por diletantes, la inoperante practica de los “dos testigos” (de los que se excluyen oportunamente a las mujeres, como se excluyea las mujeres de su Cuerpo Gobernante), la falaz y oportunista confusión entre “pecado” y “delito punible”, el privilegio “eclesiástico” de la confidencialidad o las normas de prescripción en delitos de lesa humanidad.Más allá de los pronunciamientos de los jurados, los jueces, los magistrados y sobre todo de los testimonios de las víctimas a mi juicio personal todasesas ‘prácticas’ sonpoco éticas, inmorales y en muchos estados, entre ellos Cuba,España y Reino Unido:ilegales.Por ello imagino seguirán enfrentandocomo personas jurídicas en los tribunales ‘mundanos’(para usar su propio lenguaje sectario)
      los reclamos de justicia por parte de las víctimas.

      Y aclaro que no hay discrepancias en lo que escribo. Puedes utilizar todos esos mecanismos sectarios para juzgar un¿pecado? como por ejemplo la ‘fornicación fuera del matrimonio’ o la ‘ver pornografía ´degradante´por internet” pero no tienen competencia para juzgar y condenar, absolver y perdonar, asesinos, violadores, torturadores o pederastas ante la sociedad. Pueden expulsarlos de los Salones del Reino, incluso puedenno hacerlo. (Esa es su competencia). Perono puedes protegerlos u ocultarlos, no puedes no cooperar con las autoridades competentes. No puedes juzgarlos, condenarlos o absolverlos frente al resto de la ciudadanía y la sociedad por encima de su ordenamiento legal. Esa es competencia y jurisdicción de las leyes y los tribunales ‘mundanos’.

      Aunque a favor del Cuerpo Gobernante y su “Casa Matriz” (Watch Tower Bible and TrackSociety de Pennsylvania),es acertadoseñalar que como todacorporación trasnacional dentro delNegocio de Dios, además de fundada y asentada enun país y en unas ciudades con algunos de los mejores bufetes corporativos de abogados del mundo, evidentementesu secta (como los Mormones, la Iglesia de Cristo Científico, Pentecostales y Adventistas, y un largo etc…) están muy bien asesoradas financiera y legalmente. Así en las últimas ‘cartas pastorales’, en el manual corporativo: “BranchOrganization” y la guía pastoril de conductas, castigos y recompensas:“Pastoreen al Rebaño…” intentan hacer recaer esa responsabilidad administrativa, jurídica, penal y criminal en las ‘sucursales locales’y no en la WatchTower …En los “ancianos locales” y no en el Cuerpo Gobernante…Cuando es de los primeros desde donde emana todo el ‘dogma’ y el ‘credo’; y, por lo tanto donde está guardado la mayor parte del dinero.

      Y,por favor,no se trata de odiar, repito. Se trata de no imponer, o mejor de no anteponer, los intereses, visiones y fantasías apocalípticas y reduccionistas de cualquier organización o institución humana (secular, laica o religiosa) por sobre el bienestar o la integridad física y psicológica de los seres que las constituyen.

      Gracias por su lectura y comentario. Disculpe si me extendí demasiado. Por lo general los blogs y sus comentarios son responsables de solo 140 caracteres y de la estulticia que los acompañan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *