Un Sol que destella cien notas por segundo.

Un par de amigos, de esos  “millennials”  que se creen de verdad que la belleza se esconde en Instagram,  los amigos están en Facebook, la pornografía es amor disfrazado de sexo y la Red es algo así como el antídoto de la Vida, me preguntan por la chica de la foto de la entrada:

House At Pooneil Corners

Una diosa supongo. Little wings…Pequeñas alas entre Marte y Venus.

No se…puede que solo sea un espejo sobre otros espejos, sobre otros espejos…

Well, I stand up next to a mountain. And I chop it down with the edge of my hand…

Un dios encarnado en un negro americano. Mozart con amplificación y LSD.  Una sonrisa. Which is why a poo is pooing. In the sun. Sun.

Un Sol que destella cien notas por segundo.

Puede que mis amigos no lo sepan, pero existe un Universo, un Orbe rodeado de gotas azules y grises que se esconden entre las raíces de un  árbol milenario, una cueva sin proporciones detrás de una cascada de acido donde nacen mil millones de vidas en un instante. Existe una magia. Una poesía. Un momento. Un lugar. Incluso. a veces, solo a veces existe,  hasta un segundo…

Bueno, me pongo de pie al lado de una montaña,
Y la derribo con el borde de mi mano.

Sí.

Bueno, me pongo de pie al lado de una montaña,
Y la derribo con el borde de mi mano.
Pues bien, recojo todas las piezas y creo una isla,
Puede que incluso levante un poco de arena.

Sï.

Porque soy un niño vudú,
Dios sabe que soy un niño vudú, nena,
Quiero decirte una última cosa más,
Yo no tenía la intención de ocupar tu dulce tiempo,
Lo enviaré de vuelta a tí un día de estos.

He dicho que no tenía la intención de ocupar tu dulce tiempo,
Lo enviaré de vuelta un día de estos.  Oh, sí…

Si no te conozco nunca más en este mundo,
Lo haré en el próximo,
Y no llegues tarde,
No llegues tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *