Delito vs Pecado.

El CDC (Código de Derecho Canónico) no contempla la posibilidad de que las víctimas o testigos de un abuso sexual presenten una denuncia a la autoridad civil y, en cuanto al delito contra las leyes eclesiales o la fe católica, las sentencias pueden ir desde la privación de derechos y privilegios hasta la suspensión del estado clerical, pero ninguna sanción implica un resarcimiento de tipo material para la víctima, como tampoco privación de libertad para quien cometió algún tipo de abuso.

Es decir, cuando un sacerdote comete un abuso sexual se considera que es un pecado, y no un delito civil. Como en otras muchas religiones y/o sectas.  Por ejemplo…Leer…

En el esquema de la Iglesia Católica lo usual es la práctica de una política de encubrimiento, hasta ahora, con el caso de los obispos de Chile obligados a renunciar y en Australia con el enjuiciamiento al otrora poderoso jefe de las finanzas del Vaticano Cardenal Pell; antes con los escándalos en Irlanda, Boston (EE.UU.), Mexica, Republica Dominicana, España, Italia, etc…

Práctica común era… cuando un sacerdote es acusado de cometer un delito de abuso sexual sobre un menor, el mismo suele ser trasladado “de territorio” a fin de que la justicia ordinaria del territorio en donde ocurrió el hecho no pueda accionar sobre ese sacerdote.

Por otra parte, el Vaticano se rehúsa a brindar información sobre cualquiera de sus integrantes, o sobre el resultado de sus investigaciones internas respecto del tema de abusos sexuales, muy aparte del “secreto de confesión” que equivale al “secreto bancario“. Una política puesta en duda por la Comisión Real de Australia que investigo el tema.

Por ello la importancia en los casos actuales (Chile y Australia) cuando las autoridades judiciales de esos Estados le exigen a la Santa Sede, como otro Estado, acceso a las investigaciones de conductas delictivas de sus “nacionales” que están tipificadas como delitos en sus códigos penales vigentes. Veremos la respuesta Vaticana, hasta ahora se ha hecho silencio y no se ha permitido el acceso a esas actas e informes sobre violaciones y abusos a menores.

El tema de la pedofilia  (como lo fue el lavado de dinero y activos revelado por los libros “Avaricia” y “Cuervos del Vaticano”) estriba que el principal problema para trasladar el conflicto de lo canónico al sistema judicial civil es principalmente económico, del derecho administrativo y penal. La Iglesia Católica corre el riesgo de ser considerada una “empresa” que debe asumir el costo económico de los delitos cometidos por sus funcionarios, en tanto encubridora de los mismos, o como partícipe indirecta al no establecer sistemas efectivos que hagan imposibles los abusos sexuales.

Tras enfrentar el pago de millones de dólares, varias diócesis y archidiócesis se declararon en quiebra para que las demandas por abuso sexual se resuelvan en las cortes de bancarrota. Así fue surgiendo la idea de enjuiciar al propio papa.

Pero el tema va más allá del tema económico. Incluye además del tema penal la ética y consideraciones morales, para una institución religiosa que asume ser defensora de la integridad física, moral y espiritual de la persona humana, y al mismo tiempo encubre a su interior actos que denigran esa integridad de la persona.

Además la vitalidad desde el Concilio Vaticano II del discurso moralizante que tiene como base la sexualidad humana, su oposición a todo lo referente a la liberación sexual y de los derechos civiles: matrimonio igualitario, control de la natalidad, la sexualidad como placer y no como reproductivo, los anticonceptivos, etc…

En cuanto a las víctimas, los menores primero deben “procesar” el daño que están recibiendo de una “autoridad moral y religiosa“, de alguien que muchas veces fue su “gran amigo“, armarse de valor para estar en condiciones de realizar la denuncia y luego encontrar dónde, cómo y a quién presentarla. Es decir, cada caso denunciado representa a muchos más que permanecen en silencio y en una proporción que varía dependiendo de lugar y época. Así como también cada denuncia que llega a juicio representa a muchas otras que son desestimadas o que acaban en un acuerdo conciliatorio entre partes.

El proceso de “duelo” para la víctima se torna mucho más difícil cuando quien causa el daño permanece impune, y todavía peor, gozando del privilegio de exhibir autoridad moral y religiosa ante el resto de la comunidad regional como internacional. La situación se vuelve más adversa cuando una buena parte de la sociedad tiende a creer que detrás de las denuncias priman tan “sólo un interés monetario“, o un “afán por desacreditar a un personaje público“. Muy “extrañamente“, pese a la gravedad y dimensión de estos hechos, no son muchas las naciones que, como Australia, investigaron a fondo sobre el tema.

Los casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica necesariamente llevan a cuestionarnos de si el celibato tiene alguna influencia en el asunto. Justamente, la investigación llevada a cabo en Australia, y que demoró cinco años, arroja como resultado el hecho de que si bien el celibato no es causa directa, sí es una condición que permite que los abusos a menores sean más factibles. Y aquí se vuelve a lo económico, porque una cosa es el mantenimiento de un sacerdote soltero, y otra cosa el costo de mantener a un sacerdote, a su esposa, y a todos sus hijos.

Que la Iglesia Católica permita a sus sacerdotes casarse le significaría un aumento en el gasto, porque al costo del sacerdote, tendría que sumársele el costo de los hijos (educación y salud). Cabría analizar si los hijos de los sacerdotes optarían por una educación privada o pública, igualmente, si accederían a un sistema de salud estatal o privado. En un aparte se evidenciaría si los hombres de sotana están capacitados para vivir, en lo que vida de familia se refiere, lo valores que profesan, o si se verán impulsados a adoptar las causales de divorcio estipuladas en las leyes civiles habituales.

2 opiniones en “Delito vs Pecado.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *