Respeto a las opiniones…

 

Cuba retiró del proyecto de su nueva Constitución los cambios que favorecían el matrimonio homosexual, un tema que fue apoyado por el propio presidente Miguel Díaz-Canel pero al que la ciudadanía se opuso mayoritariamente. “El proyecto de Constitución de Cuba no va a definir qué sujetos integran el matrimonio, con lo cual esa discusión sale del universo constitucional”, dijo el secretario del Consejo de Estado y diputado coordinador de la redacción del texto, Homero Acosta, citado por la prensa oficial.

La propuesta inicial de nueva Carta Magna aprobada por el Congreso en julio incluía en el artículo 68 la definición de matrimonio como la unión “entre dos personas”, modificando el concepto de “entre hombre y mujer” establecido en la Constitución de 1976. El íntegro del proyecto fue sometido al debate ciudadano en barrios y centros de trabajo entre agosto y noviembre. El tema del matrimonio fue el más tratado y ampliamente apoyado por organizaciones de personas LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales). Sin embargo un amplio número de ciudadanos pareció rechazarlo, así como las comunidades religiosas, principalmente evangélicas, con manifestaciones en sus templos.

Respeto a las opiniones

“El artículo 68 fue el más abordado por el pueblo en la consulta popular, en el 66% de las reuniones (de debate ciudadano). De las 192.408 opiniones, 158.376 proponen sustituir la propuesta por la que está hoy vigente”, detalló la Asamblea Nacional cubana en Twitter.

Ante esa situación, “la Comisión (de redacción del texto) propone diferir el concepto del matrimonio, es decir, que salga del Proyecto de la Constitución, como forma de respetar todas las opiniones. El matrimonio es una institución social y jurídica. La ley definirá el resto de elementos”, agregó la Asamblea.

El nuevo borrador, ya con los cambios realizados, será elevado este viernes 21 de diciembre a la Asamblea Nacional para su aprobación y luego sometido a referéndum popular el 24 de febrero de 2019. En la antesala de la sesión anual del Parlamento, Acosta explicó este martes ante la Asamblea Nacional las modificaciones recogidas tras los debates ciudadanos. El 60% de los artículos han recibido algún tipo de modificación, detalló.

En septiembre, el propio presidente Díaz-Canel había dicho que estaba de acuerdo con el matrimonio entre personas del mismo sexo. A inicios de diciembre el gobierno corrigió algunas normas relacionadas a las licencias para negocios privados, después de reclamos de emprendedores que consideraban que éstas asfixiaban al sector.

También debió hacer precisiones sobre un decreto que rige la actividad cultural en el país y que habían generado protestas. “No hay por qué creer que las rectificaciones son retrocesos, ni confundirlas con debilidades cuando se escucha al pueblo”, escribió en aquel momento el sucesor de Fidel y Raúl Castro. Tras los primeros años del triunfo de la revolución de 1959, los homosexuales fueron hostilizados en Cuba, un hecho por el que el propio líder histórico Fidel Castro pidió perdón y aclaró que no se trató de una política de Estado.

AERIAL. Felices fiestas y aéreo 2019.

Cada editorial, cada casa disquera, nos desea hacer creer que el último libro publicado, el último CD, es un aporte único a la cultura universal. Pero en el mundo se publican casi 4 000 libros cada día, 1 000 CD’s. Por ello hay que descreer de toda la mercadotecnia de los mercaderes.

Comienzas a escuchar el “marketing” universal fabricado para Julio Iglesias (y juniors) y crees que los Iglesias son la música española. Después el mismo “merchandise” progresista te hace creer que la música española es S&S (Sabina y Serrat). Para descubrir finalmente que la música española, esa que te hace llorar y reír es el cante jondo de Camarón, que nace de lo profundo de las rías del Guadalquivir y los campos de olivos Andalucía.

Cruzas el canal y te sucede algo similar. Crees que el pop es Madonna o Adele, al menos eso te dicen desde los medios, para descubrir a cuenta y riesgo que el “art pop” es más, un poco más.

Descubres a Kate Bush, mujer exquisita, exótica, exuberante, extraordinaria, exorcista.

Recuerdas su imagen exotérica bailando en un páramo, su voz de falsete en Wuthering Heights, versión pop de «Cumbres Borrascosas».

Para celebrar cuarenta años de su primer sencillo su casa discográfica acaba de publicar toda su obra remasterizada. Un perfecto regalo para concluir el 2018 y comenzar 2019.

¿Cerrar el círculo infinito 1978-2018? Kate Bush, es una artista excepcional. Solo tienes que escuchar sus discos, para descubrir algo diferente, entre poquito a poquito, o suavecito, suavecito.

¿Qué clase de lenguaje es…?  Mi favorito, el álbum doble AERIAL. 

Desearía poder invitarlos a  escucharlo , mientras nos tomamos una copa de vino mirando el dorado atardecer, entre un mar y un cielo de miel.

Al álbum se divide en dos CD.

El primer A Sea Of Honey aborda canciones sin un nexo en común. “King Of The Mountain” nos cuenta sobre de Elvis Presley y “A Coral Room” está dedicado a su madre fallecida mientras estuvo retirada de la música, “PI” sobre el amor a los números y la vida. Tres temas -bien distintos uno de otros- pero los tres te descubren la belleza de un alma y la pasión de toda vida.

El segundo CD es un bloque conceptual llamado A Sky Of Honey que relata las vicisitudes de un día familiar durante veinticuatro horas desde la salida del sol hasta el siguiente amanecer. Esta parte de Aerial está centrada en su propia vida después de tener a su hijo y captura a la perfección a base de voces infantiles y cantos de diferentes pájaros las sensaciones que intenta expresar sin caer en la teatralidad o la impostura. Las canciones de esta parte de AERIAL vuelan tan alto, o más si cabe, que las del primer disco.

AERIAL me parece un logro artístico al alcance de muy, muy pocos autores.

“Prelude”, un piano, la voz de su hijo (The Sun) y los sonidos de las aves te cuentan una historia que concluyen en Aerial (tema homónimo del álbum); todos podemos ir hasta lo más alto, comprender el lenguaje de las aves, ser universales y diminutos, únicos e infinitos, amarnos los unos a los otros. Puedes danzar sobre las sabanas con ese tema minimalista, post-punk, disco, hasta que desees besar los labios o morder la piel de tu pareja. Una narración del amor, la unión con la naturaleza, el profundo romance de cada día.

“Prologue”, es el inicio de todo eso, una canción que describe la vida de una mujer y su familia. Sus recuerdos de niñez, su adolescencia, sus padres, el amor, los hijos, sueños, espejos, plenitud, belleza…y el sonido de las aves, esas que escuchaba Buda o San Francisco y ahora nos lo canta Kate.

No sé ustedes, pero cuando escuchas los primeros acordes minimalistas de “Aerial”, tengo deseos de echar a correr, hundirme diez metros en la profundidad del océano, escalar descalzo una montaña nevada, danzar hasta el amanecer con mi mujer, escuchar el tembloroso gemido de su orgasmo, sentir como me corre el sudor, reírme de todos ustedes y traducir el lenguaje de las aves.

Gracias hermano Sol, gracias hermana Luna, gracias Kate.