Hare Hare Krishna….

1

Poema para desprenderse

Antes de colocar el punto final al poema-río en que te estaba sumergiendo,

antes de que tomara la postura correcta de quien entona el amor,

ya tenía entre las manos los vuelos de tus aves musicales,

ya tenía entre las manos tu nombre esparciendo significados en todo mi cuerpo

Corrí por el camino de la ausencia para encontrarme a mí misma:

despoblada de sentidos, de indicios, transparente como siempre era

pero mi corazón irradiaba una fuerza diurna

Yo quise huir, quise negar, quise contrariar a mi pobre humanidad

que por primera vez sentía despegarse de la Tierra, que por primera vez

tocaba paraísos prometidos donde tu cuerpo era prolongación del mío

El remolino del fuego bendecía con silbidos y yo nunca respondí si te amaba.

 

2

Este continúo desnudarme

 Estoy desnuda dentro de este cuarto de espejos

deseando la resonancia más bella de mi misma

pero afuera la ciudad

no deja recobrar el silencio

que en la mañana traza el colibrí o la torcaza

el aleteo tornasolado y el canto

son los labios de esa oscuridad sonora

que se asemeja al mar apacible

por qué no entienden allá

que el estruendo mutila el rito de las flores

cuando se abren líricamente

bajo la directriz del viento

¿qué horas son? el tiempo para desprenderse

me destierro, abro otro camino

pienso en un túnel del porvenir

debo seguir en este continuo desnudarme

donde afloran los pinos y los robles de mis senos

donde el mangle cobra sentido

en la zona costera de mis piernas

donde se conjugan los arrayanes, los luceros

donde el mar bebe de mí

donde me hace el amor este absoluto silencio.

Krishna Naranjo Zavala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *