El juicio de…Artaud.

Que me ahogo; no sé si es una acción 

pero al acosarme así  con preguntas 

hasta la ausencia y la nada de la pregunta, 

me atormentaron  y sofocaron en mí 

la idea de cuerpo  y de ser un cuerpo, 

entonces sentí lo obsceno 

y me tiré un pedo arbitrario de vicio 

y en rebeldía por mi asfixia. 

Porque hostigaban  hasta mi cuerpo 

y en ese momento hice estallar todo  

porque a mi cuerpo nadie lo manosea. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *