PULITZER 2017

El premio nacional de información fue para David Fahrenthold, del Washington Post, por su investigación sobre las donaciones de caridad de Trump. El New York Times recibió tres premios Pulitzer.

Las investigaciones sobre el masivo caso de corrupción revelado por los papeles de Panamá y sobre los registros de donaciones caritativas del presidente Donald Trump resultaron premiadas en los Pulitzer, los premios que reconocen lo mejor del periodismo escrito en Estados Unidos.

Los Pulitzer, administrados por la Universidad de Columbia, son los premios más prestigiosos para la prensa escrita y digital estadounidense. Los ganadores fueron anunciados el lunes. En esta edición, se reconoció al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, McClatchy y el Miami Herald por su cobertura de los papeles de Panamá.

El premio nacional de información fue para David Fahrenthold, del Washington Post, por su investigación sobre las donaciones de caridad de Trump.

El New York Times compartió el premio de reportajes internacionales por lo que el jurado llamó los “reportes que fijaron la agenda sobre los esfuerzos de Vladimir Putin para proyectar el poder de Rusia en el extranjero”. La serie se llama Russia’s Dark Arts (Las artes oscuras de Rusia). El Times recibió otros dos premios Pulitzer: uno de fotografía, por el trabajo de Daniel Berehulak en Filipinas, y otro por el artículo de CJ Chivers sobre la vida de un infante de marina después de la guerra.

El New York Daily News y ProPublica, por su parte, fueron los galardonados en la categoría de servicio público. El premio reconoció la asociación de ambos para exponer cómo el Departamento de Policía de Nueva York abusó de las normas sobre desalojos. La columnista del Wall Street Journal Peggy Noonan recibió el premio de mejor comentario por conectar “en bellas columnas a los lectores con las virtudes compartidas de los estadounidenses durante una de las campañas políticas más conflictivas del país”, según los jueces.

El Salt Lake Tribune recibió el premio de periodismo local por revelar cómo víctimas de ataques sexuales fueron maltratadas en la Universidad Brigham Young.

Arte Cullen, editor de un pequeño periódico de Iowa llamado The Storm Lake Times, recibió el premio editorial por lo que los jueces calificaron como “informes tenaces, experiencia impresionante y escritura atractiva que desafió con éxito los poderosos intereses corporativos agrícolas en Iowa”.

*

“The Underground Railroad” de Colson Whitehead, una celebrada novela sobre una esclava en fuga, que combina una imaginación liberadora con una realidad brutal, ganó el lunes el Premio Pulitzer de ficción. El anuncio confirmó el libro como la revelación literaria de 2016, tras ser elegido para el club de lectura de Oprah Winfrey y ser uno de los favoritos de los críticos que recibió el año pasado el Premio Nacional del Libro. Es la primera vez en 20 años que la misma obra gana el Pulitzer y el Premio Nacional del Libro para ficción.

Whitehead, famoso por obras que mezclan mito e historia estadounidense como “John Henry Days”, concibió su novela como lo que calificó como “una idea torpe”: tomar la red clandestina de rutas hacia la libertad conocido como Underground Railroad y convertirla en un tren real. Colson entretejió su fantasía con una historia demasiado real sobre el escape de una chica de una plantación.

Whitehead terminó “The Underground Railroad” mucho antes de la elección de Donald Trump pero ahora encuentra paralelos con el presente.

“Creo que el libro tiene que ver con la supremacía blanca como un error de origen en la historia del país y ese error de origen está siendo representado en la Casa Blanca ahora”, dijo a The Associated Press el lunes. “Cuando estaba escribiendo el libro no pensaba en los acontecimientos actuales, pero creo que se debe ver diferente ahora”.

Otros galardonados anunciados el lunes en las categorías de artes de los Premios Pulitzer también abordaban temas de raza y clase en el pasado y el presente. “Sweat” de Lynn Nottage, sobre el resentimiento en la clase trabajadora, ganó el premio en la categoría de teatro. La obra retrata el cierre de una fábrica en Pennsylvania que lleva a la ruptura de amistades y familias, así como a un ciclo devastador de violencia, prejuicio, pobreza y drogas.

Se trata del debut de Nottage en Broadway. La dramaturga también ha escrito “Intimate Apparel”, “By The Way, Meet Vera Stark” y “Ruined”, otra obra ganadora del Pulitzer. “Revisé como la pobreza y el estancamiento económico comenzaba a cambiar nuestra narrativa estadounidense y cómo una cultura sufría”, dijo Nottage a la AP después de su triunfo el lunes. “Me siento muy agradecida, estoy un poco impactada”.

El relato “Blood in the Water: The Attica Uprising of 1971 and its Legacy” de Heather Ann Thompson ganó el premio en la categoría de historia. El libro examina los eventos que se desataron desde el 9 de septiembre de 1971, cuando cerca de 1.300 prisioneros tomaron el control del centro penitenciario Attica Correctional en el estado de Nueva York para protestar por años de maltratos. La obra revela los crímenes cometidos durante el levantamiento y sus consecuencias.

“Evicted: Poverty and Profit in the American City” de Matthew Desmond ganó en la categoría general de no ficción. El libro de Desmond se desarrolla en Milwaukee y es otra de las obras galardonadas que exploran temas de pobreza, raza y división de clases. El jurado lo reconoció “como una exposición profundamente investigada que muestra cómo los desalojos masivos tras la crisis económica de 2008 fueron menos una consecuencia y más bien una de las causas de la pobreza”.

Desmond, quien ganó el mes pasado un premio del Círculo Nacional de Críticos de Libros, dijo que espera que su obra ayude a mostrar una luz sobre la gravedad de la crisis y el papel del gobierno. “Si miras una torre de vivienda pública y una casa en un suburbio bajo una hipoteca”, dijo Desmond a la AP. “Ambas tienen subsidios del gobierno, pero no se parecen nada. Parece que estamos más dispuestos a gastar dinero en exenciones fiscales que en asistencia directa”.

“The Return: Fathers, Sons, and the Land in Between” de Hisham Matar ganó el premio de autobiografía. El jurado destacó que las memorias de Matar sobre su natal Libia “examinan con emoción mesurada el pasado y el presente de una región turbulenta”. Tyehimba Jess ganó el premio de poesía por “Oilo” y fue destacado por mezclar arte performance con la lírica “para explorar la memoria colectiva y las nociones contemporáneas sobre raza e identidad”.

“Angel’s Bone” de Du Yun se impuso en la categoría de música. El jurado del premio calificó la pieza operística como “atrevida” y dijo que “incorpora elementos vocales e instrumentales así como un amplio rango de estilos en una alegoría desgarradora sobre el tráfico humano en el mundo moderno”.