Louise Glück poetiza sobre su propia biografía.

En un mundo sin valor, valor en el sentido de Keats y no monetario, que exista una poeta que dibuje acantilados de nostalgias y vidas, es un hecho cuando menos oportuno.

De hecho, el valor, es el tema principal de uno de sus mejores ensayos poéticos.

Valor y valentia. De escribir. O hacer silencio.  Cuando a la mayoria les da por vociferar o gritar, la poeta escribe dos palabras separadas por un tenue silencio.

Con las formas más sutiles de valentia, escribir desde el yo, rotundo, incisivo, individual. La valentia de emplear el “yo” en vez del “nosostros” que en temas de poetas dice bien poco. Menos en temas de vida. El “nosostros” es el escondite de los muertos. Nosotros los muertos en vez de Yo, la Vida. Merecido Nobel en un mundo agotado por la pandemia y los hombres, sean de blanco o de negro.

El yo para recontruir a la familia, relaciones entre seres que han de amarse, el matrimonio, el paso del tiempo y  la ausencia. Nuestra condición de seres mortales. Naturaleza espiritual, es su (la) vida y obra.

Louise Glück poetiza sobre su (nuestra) propia biografía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *